Quesería Vega Ceñal, tradición quesera laureada desde 1947

En una de las comarcas queseras asturianas por excelencia, Cangas de Onís, se elabora uno de los quesos más laureados y reputados. Y es que si de algo entiende el Gamonéu de Vega Ceñal es de títulos y de ser uno de los buques insignia del Paraíso. Ganador del Certamen de los Picos de Europa y de Benia de Onis en múltiples ocasiones, pocos son los afortunados que tienen el honor de probar uno de los quesos asturianos más codiciados. Prueba de su gran reputación y el anhelo que provoca, fue la subasta de las dos mejores piezas de queso Gamonéu 2021 en Benia de Onis cuando desde Crivencar-Tierra Astur pujamos hasta los 7.100 euros por alzarnos con este tesoro y su compañero del Puertu, de la quesería Gumartini.

Cuatro generaciones dedicadas al Gamonéu

Porque el Gamonéu de Vega Ceñal no sería posible sin una materia de prima de calidad excepcional que consiguen gracias al ganado de unas 170 cabezas que vive y pasta alrededor de la quesería. Pero, sin duda, no tendría ese aroma, textura y sabor tan característico del Vega Ceñal que solo puede provenir de una familia quesera que ya va por la cuarta generación.

Y es que este asturiano de tres leches es fruto del amor y la vocación por la cultura quesera del Paraíso. Por una tradición, arraigo y apego mamado desde la cuna. Una defensa del mundo rural y de su economía y de una forma de entender y sentir la elaboración del queso.

Y es que Sergio Suero Crespo, propietario de la Quesería, aprendió a hacer queso con su abuelo y su tío, pero consciente del sacrificio y hazaña que supone apostar por la elaboración del Gamonéu, Sergio dejó atrás la casi utopía de hacer queso en Los Lagos, para emprender su propio camino en Cangas de Onís. Así con el apoyo de su madre, María del Mar Crespo, su tío, Víctor Suero, y su mujer, Laura Zapico, Sergio ha conseguido conquistar la cima de los quesos.

Eso sí, sin ánimo de quitarle una pizca de mérito, Sergio contaba con una gran ayuda: la maestría quesera familiar. Porque la tradición de elaborar quesos laureados se remonta a 1947 y 1948 cuando su bisabuelo Francisco Alonso, se alzaba con galardones en la feria del Pilar de Cangas.

No obstante, su ADN quesero no es el único factor que influye en este Gamonéu excepcional. El respecto a la elaboración, a los tiempos del queso y, sin duda, la calidad de las leches, junto esa personalidad singular que confiere la larga maduración son los ingredientes secretos de este queso artesanal asturiano.

Porque su ganado de vacas brown swiss, cabras murciana-granadina y ovejas assaf se alimenta de alfalfa con pienso, avena, y por supuesto, de los verdes pastos que rodean la quesería, ya que, entre ordeño y ordeño, especialmente en verano, el ganado pasa la vida en el prado. Y ahí con la tranquilidad y el verde paisaje de Onís, comienza la primera fase de un queso en el que predomina la leche de cabra y de oveja sobre la de vaca, y que requiere de como mínimo tres meses antes de ser degustado. 

Y es que para su elaboración se utiliza la cuajada de la leche de cuatro ordeños que, tras ser amasada, se introduce en moldes para que repose. Tras ser salados y secados, madurar en la Cueva Oscura para terminar de adquirir todo su carácter.

Pero más allá de los tiempos de elaboración, el respeto por el producto y por la tradición, sumado a la calidad de sus materias primas, tener el honor de probar un Gamonéu de Vega Ceñal es ser uno de los elegidos, ya el 70% de su pequeña producción se vende en la comarca, restaurantes y comercio de la zona.

No pierdas la oportunidad de degustarlo y compra online el Gamonéu de Vega Ceñal, nuestro Queso del Mes de junio.

 

 

Deja un comentario

Código de seguridad
quesosasturianos.com/es/ Reviews with ekomi.es
Producto añadido al carrito
Cantidad
Total
Hay 0 productos en tu carrito. Hay 1 producto en tu carrito.
Total de productos
Gastos de envío  To be determined
Total
Seguir comprando Finalizar pedido